30 de septiembre de 2008

El silencio de las palabras


De nuevo buscando palabras para poder expresar lo que no te puedo llegar a decir, esa frase que se descuelga en caída libre desde lo más incoherente de mi cabeza hasta el corazón y se vuelve nada. Pocas veces he sabido hacerme entender, mi torpeza lo abarca todo y más si es contigo.

Que malogrados quedan los te quieros cuando no son suficientes para llenar tu universo y cuan floja mi mirada porque le cuesta hablar, enmudece mis razones y enmudece un posible discurso el cual si se desplegara como es debido nos daría alas para recorrer el mundo que debería pertenecernos.

Me quedaré con mi álbum de balbuceos consciente de que siempre me faltará el último para completar la colección, con la esperanza de que tal vez, en algún momento hayas entendido alguno.

Si no hay nada imposible, alguien tiene mucho que explicarme y yo mucho que aprender.


Aclaración: por supuesto todos estos escritos son ficticios, nada tienen que ver con realidad, por suerte tengo lo que quiero, sólo que me gusta escribir

3 comentarios:

Goldilocks dijo...

A veces no hacen falta palabras, la mirada es la que habla y a veces dice demasiadas cosas...

Yo también estoy baja estos dias, debe ser el cambio del tiempo!!

momo dijo...

y si las palabras son esas.. a mi ya me tienes en el bote!

Naida dijo...

Hay un refrán que dice "Quien no comprenda una mirada no comprenderá una larga explicación".

Pa'arriba Goldilocks, ya sabes donde estamos!!