26 de octubre de 2008

La estupidez humana


Supongo que os acordáis de las noticias aparecidas en los telediarios y prensa escrita sobre la liberación de osos procedentes de Eslovenia en el Pirineo central en los años 1996, 1997 y 2006. Sin ir más lejos, Lorenzo Milá se congratulaba en mayo de este año de su primera visualización:

Y hace tres días se ha publicado un titular repetido en varios diarios, entre ellos en La Vanguardia: “El Síndic de Aran exige la retirada inmediata de todos los osos de la vall tras el ataque a un cazador”. El relato de los hechos es el siguiente:

[…] Al parecer, el cazador, que se encontraba sólo acompañado por su perro, ha visto a un gran oso pardo que pasaba frente a él, a tan sólo dos metros de distancia. El hombre ha empezado entonces a proferir todo tipo de gritos con el objetivo de asustar al plantígrado y evitar que se le acercara. Sin embargo, el oso, lejos de alejarse, se ha abalanzado sobre el cazador, al que ha arañado con sus grandes zarpas en un brazo y posteriormente le ha mordido en una pierna. […]. El perro, por su parte, ya se había podido escapar rápidamente, asustado por el tamaño del oso. [...] El 10 de noviembre del pasado año, otro cazador también resultó herido al caer mientras huía a toda prisa, asustado tras haber visto a este enorme animal.

Y ahora, después de tantos años, de reuniones del organismo competente, de pagar licencias para la organización de personal en Eslovenia encargado de la captura de osos, el gasto veterinario para su identificación y registro, el traslado (en remolque? en avión?) a España, su liberización en el monte y mantenimiento del equipo profesional encargado de su seguimiento, ¿a cuánto asciende la factura? Y no os los perdáis, hay una búsqueda en helicóptero para cazar a la osa en cuestión, sedarla y analizar el comportamiento agresivo que ha mostrado… Y yo me pregunto: ¿para qué tanto tinglado?, ahora los de pueblo parecen de Can Fanga. Si hasta el perro ha sido más listo! Los osos no son para hacer bonito, como cualquier animal cuando se sienten en peligro se defienden, con una diferencia en este caso, su reacción nos va a costar caro, y eso que estamos en época de crisis. Acabo firmando este post leyendo el título que le he puesto.

3 comentarios:

Naida dijo...

Vaya tela, como que no hay cosas más importantes en el mundo!!. Acaso creemos que sólo nosotros nos podemos defender y que estamos por encima de los animales. Por desgracia creo que hay demasiada gente que se cree superior.

Que triste

SERGI dijo...

Al final el oso sólo se defendía de un animal que iba armado y estaba invadiendo su territorio para poder asesinar a otro animal por pura diversión, porqué nadie hubiese analizado y encerrado al cazador por matar a un ciervo, un jabalí o una tórtola. Seguimos creyéndonos los amos del mundo

Bree dijo...

Una verdadera pena...