19 de octubre de 2008

Buey de Kobe ¿una reencarnación a tener en cuenta?


En la actualidad menos de 300 granjas crían el buey de Kobe. Y es que su crianza aunque reporta grandes beneficios es muy complicada, laboriosa y costosa. Todos los días los bueyes reciben un masaje que les ayuda a relajar y conseguir un buen tono muscular. Está estudiado que estos masajes ayudan a que los animales estén mas tranquilos, relajados y satisfechos, lo que redunda en una carne de una mayor calidad que las de animales sometidos a estrés.
La dieta de los bueyes de Kobe incluye sake y cerveza. La cerveza estimula el apetito del buey y estos comen más forraje. Además la cerveza interactua con la grasa del organismo con un resultado excepcional: la carne apenas contiene grasa. La autentificación de la carne de buey de Kobe se basa en el índice de masa corporal.
Otro cuidado que los ganaderos proporcionan a sus bueyes es el “baño de sake“. Cada cierto tiempo y durante varias horas, los Wagyu son lavados con este tradicional licor japonés
En ningún momento quiero dar a entender con esto que me haga gracia que luego sacrifiquen a estos animales, ni a estos ni a ninguno, pero sí es cierto que está a la orden del día porque la mayoría comemos bistec.
Os doy esta información porque puestos a tener el mismo final... que mejor que unos masajitos y una cerveza??

3 comentarios:

Escarlata dijo...

Pues entre un buey y una mula... me quedo con el buey, aunque no pueda coger su propia jarra de cerveza.

Goldilocks dijo...

Y en EEUU una hamburguesa de este buey vale un dineral!!!!!!!!!!!!1

momo dijo...

Yo, para que me coman igual los gusanos, que paguen un dineral por mi carne a cambio de masajes y cerveza. Ya podeis empezar a llamarme momobuey.