23 de noviembre de 2008

No me hables que no te escucho y me duele y me río

Acabo de tener una conversación telefónica bastante surrealista con Naida.
Ella, como nos contaba en su post, está con esa cara de tarsero fantasma por el dolor de su rabadilla, y yo estoy muda.

Se me fueron las llagas y puedo comer perfectamente, pero ahora lo que no puedo es decir “Qué bueno está todo!!!”, porque se me ha ido la voz. Creo que es una faringitis de caballo que no relincha.

La cuestión es que me ha llamado Naida, pero no me escuchaba, y a mí me entraba la risa del perro pulgoso. Y lo peor es que ella no se puede reír porque le duele, y eso le hacía reír más aún. Así que no hemos tenido una conversación muy provechosa, sólo espero que ella haya colgado ya el teléfono, porque a lo mejor como no me oye, se piensa que aún le estoy hablando…

Naida seguro que está muy fastidiada por no poder moverse, y yo por no poder hablar...pero al final ¿qué hemos hecho? Nos hemos acabado riendo como locas…

¡Por lo menos eso no nos lo quita nadie!

5 comentarios:

Naida dijo...

Ja,ja,ja aún me estoy riendo por Dios!!! que dolor!! parecía que me estabas contando secretos ... y desde luego la risa era como de desagüe (espero que alguien me entienda). Nunca hemos tenido problemas para reirnos como locas de cualquier cosa y esta no iba a ser una excepción, y desde luego que mejor cura!!!

Sarinha dijo...

Vaya dos!! Desde luego, que la risa es la mejor medicina, espero que os recuperéis pronto y os sigáis riendo así y contadiándonoslo a los demás. Muack!!

Naida dijo...

Que es contadiando, Sarinha?? Te ha tocado alimentar nuestro diccionario...

Montse dijo...

Naida, Sarinha te ha regalado un "palabro" para que te cures, mujer!!!

Enhorabuena, una buena cura de risoterapia es sanadora.

Besitos preciosa

Sarinha dijo...

Jajajaj, reconozco que a ciertas horas de la noche no me funcionan ni los dedos ni el cerebro. Aunque quería decir contagiándonoslo, voy a intentar definir CONTADIAR: relatar historias provocando risas en cadena. Si te contadian algo, no podrás parar de reir en horas.

Desde luego, vaya fregaos en los que me metéis!! jajaja un beso chicas.