30 de diciembre de 2008

El año que se va...


Ya estamos en la recta final. Sí, es cierto, el día de mañana no tendrá nada de diferente al de hoy, pero yo como sigo prefiriendo mantener mi ilusión, imaginación y esperanza por las cosas, tomo este final como si cogiese la tapa de un cubo de basura esperando a ser cerrado y lanzado bien lejos. En algún punto tenemos que parar como mínimo a hacer un respiro, no?.

He indagado sobre las costumbres en los diferentes países el día de fin de año, soprendente! Aquí os dejo algunas por si queréis hacer algo.. diferente. Si no queréis tragaros todo este rollazo podéis pasar a la versión resumida (un poco más abajo)

En Venezuela antes de que den las 12 las familias se reúnen y preparan una especie de cesta llena de condimentos y otros regalos, que dan a los amigos durante la Noche para reafirmar la amistad y desear buena suerte. En Alemania, adivinan por medio de una barra de plomo que al pasar de líquido a sólido alcanza distintas formas extrañas, el futuro (toma imaginación, yo lo he hecho). En Escocia, prenden fuego a un barril de madera y lo hacen rodar por las calles para permitir el paso del nuevo año, luego se van entre sus amigos a ofrecer un trago de whisky (ellos sí que saben) y un trozo de pastel de avena. En Rumania, las mujeres solteras van a un pozo, encienden una vela y miran el reflejo de la llama que les dibujará el rostro de su futuro esposo (anda que me van a pillar a mí aquí). En Brasil se van a la playa y realizan ofrendas al mar, los participantes llevan trajes de diferentes colores cada año en función del santo que “gobernará” durante esa nueva etapa. En Italia, lentejas y lanzamiento por la ventana de los trastos viejos. En Japón las fiestas duran 15 días, en los que se escuchan 108 campanadas equivalentes a los valores negativos que acarreamos los humanos (habrá que estudiar cuales son) y que supuestamente con las campanadas se olvidan. Comen también una sopa tradicional con fideos y a continuación se dirigen al templo budista a pedir buena suerta. Después beben sake (ya decía yo). En Noruega, toman aguardiente y platos a base de pescado y gachas de arroz en los que se esconde una almendra que llenará de buenos augurios al comensal. En Dinamarca, rompen los platos en las puertas de las casas de amigos y familiares (éste mola, habrá que practicarlo). En Grecia (éste es bueno), queman por la noche los zapatos viejos para que se alejen y desaparezcan los malos pasos. En China, escriben sus deseos en tiras de papel de diferentes colores: rosa para el amor, rojo para asuntos peliagudos, violeta para los cambios, amarillo para el dinero, y verde para la familia (demasiado trabajo, no?)

Y algunas que otras costumbres en general como:

Ocupar algunos momentos del último día del año limpiando la casa. Cuanto más radiante, mejor será el nuevo año

Sentarse y levantarse con cada una de las doce campanadas

Sacar las maletas a la puerta de casa o dar con ellas la vuelta a la manzana para atraer viajes

Usar la ropa interior al revés y cambiarla al derecho después de la medianoche, para tener mucha ropa nueva

Lavarse las manos con cava y azúcar. A las 12 de la noche se meten las manos a una fuente con azúcar y luego se lavan con cava para conseguir dinero

Repartir espigas de trigo, símbolo de la abundancia

Hacer un muñeco y meterle en un bolsillo una lista con las cosas malas del año que acaba y a medianoche quemarlo a lo gonzo

VERSIÓN RESUMIDA

Resumiendo, que para que el año que entra nos de suerte habrá que pedir fiesta en el trabajo el día 31 para limpiar la casa, preparar las maletas que habrá que sacar a la puerta, porque si no nanai de la china que nos quedamos sin viajar. Con los dientes iremos rellenando una cestita con alimentos para los amigos y no perder la costumbre venezolana, mientras con los pies vamos haciendo rodar el barril escocés hasta ponerlo junto a los zapatos viejos y el muñeco que el día de antes habremos hecho el cual tendrá en su bolsillo la lista de cosas malas que en el super mientras compramos las uvas se habrá hecho, a todo esto que ya los dejaremos bien regaditos de aguardiente para que en la última campanada con un lanzamiento certero de un mechero prendan en llamas, mientras enviamos un sms al repartidor ya pactado previamente y al que le habremos pagado una pasta para que lance un montón de frutas en la playa como los Brasileños. Gracias a Dios que de Rumania,paso de ver una cara reflejada que me muestre el futuro, con la mía tengo bastante y paso también de Japón porque nos dan 15 días de cuello y mucho sake para celebrarlo.

A partir de aquí ya podemos preparar el menú que consistirá de primero, en platos a base de pescado y gachas de arroz con una almendra dentro como en Noruega, de segundo unas lentejas, como en Italia, y en el centro de la mesa un bol leno de azucar y mucho cava al lado para que a las 12 horas mientras te comes las uvas, te sientas y te levantas en cada campana con la ropa interior puesta al revés y acabas de todo, metas las manazas en el azucar y hagas allí un chimichurri con cava. Esperemos que no venga un oso y te las arranque de un zarpazo por que ya se sabe lo que tienen las cosas tan dulces...

Como punto y final te dedicas a trabajar como una china (igual que el año anterior) haciendo tiras de colores con cada uno de tus deseos mientras despides a tus invitados con una espiga de trigo para que todo sea ... abundante, y en lugar de fregar los platos te vas a casa de cada amigo que tengas y los rompes en su puerta!

Así que ya sabéis...aunque tengáis la costumbre que tengáis..., OS DESEO UN FELIZ AÑO NUEVO LLENO DE ...IMAGINACIÓN, RISAS, VERDADERA AMISTAD, AMOR, TRABAJO (EL JUSTO), SALTOS, LIBROS, ENCUENTROS INESPERADOS, SORPRESAS AGRADABLES, LAGRIMAS DE ALEGRIA Y CERO DESGRACIAS.

Besos...ya viejos!


Información sacada de “El almanaque.com” “cosas-paraelalma.blogspot.com” y“Diariodigital.com”

3 comentarios:

Sarinha dijo...

Feliz año para todas!! Espero que sigáis igual que siempre, y me sigáis haciendo reir tanto como hasta ahora. Muy curioso ver las formas diferentes de celebrar el fin de año. Eso sí, yo no comería lentejas ni de coña!!
Besos!!

momo dijo...

Pues casi necesitamos una semana para prepararlo todo y otra para realizarlo.
De todas formas, seguro que empezamos bien el año si símplemente miramos el lado positivo y no nos preocupamos de absurdeces (que facil es decirlo!).
Que tengamos todas/os un próspero año nuevo lleno de risas.

SERGI dijo...

Joder que difícl lo hace la gente, yo me conformo con desearos un feliz año a todos los que escriben y leen este blog, que el 2009 sea GENIAL!!!!