28 de junio de 2009

Paz interior


Se me ha instalado un buda como órgano vital suplementario en mi cuerpo. Dispongo de paz interior para dar a quien quiera. Incluso me arriesgaría a decir que va a ser así para siempre.

El mundo está lleno de imbéciles, cierto! pero...lo son y ya está, esquívalos y punto.

El mundo está lleno de egoísmo y muy poquita mano izquierda, caos, improductividad, sí, pero...hay que seguir siendo una misma. Habrá mucha gente que piense de mí que soy imbécil, egoísta, que no tengo mano inquierda, caótica e improductiva, supongo que es depende del cristal con el que se mire, igual que con el que miro yo a los demás.

Lo mejor...creo que es dejar de mirar y si tienes que poner la vista en algún lado ponla hacia tu interior y disfruta de la vida lo que puedas, porque sólo tenemos esto.

Por ejemplo, hay un libro de veterinaria donde están recopilando casos curiosos que han pasado en las consultas, como por ejemplo una mujer que trajo a su perro porque se le había comido el tanga y quería que se lo devolviese. A ver, alma cándida, no se si es depende del cristal con el que se mire este caso pero o solo tenía uno o era un preciado regalo, el caso es que esa mujer mucha paz interior no debería tener cuando sufría por eso, y el perro ya ni pensarlo..

Así que visto todo lo que corre por el mundo os dejo con unas frases que nos pueden ayudar a seguir con la paz interior, las he recogido del blog de Selma y son de Rabindranath Tagore:

Si cierras la puerta a todos los errores, dejarás la verdad fuera

Una mente ágil pero egoista lo penetra todo pero no mueve nada.

Cuando esté ante tí, hacia el final del día, verás mis cicatrices; y sabrás que tuve heridas y sané

8 comentarios:

pr3sto dijo...

Me encanta ésta reflexión. Precisamente cuando se tiene paz interior es cuando se está bien consigo mismo. Sino puedes perder el "control" de tú vida y le das importancia a las personas o cosas q en realidad no la tienen. Un abrazo

Sarinha dijo...

Necesito un Buda, o algo que me proporcione paz interior, la inquietud no me deja vivir. Un beso enorme.

SERGI dijo...

Somos lo que somos y lo que queremos ser, para eso luchamos cada día y cada día que pase no lo volveremos a vivir, por lo que vamos a disfrutar de esta vida, vamos a construirla como se nos antoje y que mañana no nos podamos reprochar nada a nosotros mismos.

Disfruta de ese buda y hazle un sitio dentro tuyo para que no salga nunca.

momo dijo...

Disfrutalo y yo contigo cada día...
pero PALABRO!
Mano inquierda??

Daniela dijo...

Puedo leer todas las mejores reflexiones que existen en todo el mundo y nada me da paz. No logro estar bien, estoy muy deprimida, quisiera morir pero no puedo pues tengo que cuidar dos hijos pequeños.
Sí claro, es una terrible decepción la que he tenido, una traición muy fuerte (y no tiene que ver con sacadas de vuelta). En fin, ya saldré.

Santaquilla dijo...

Daniela, a que traicion te refieres?

Chayo dijo...

A mí me gusta cómo eres y no me pareces para nada egoísta...
Y sin la paz interior, sólo caminas un tiempo, pero te secas...
Un besito!

Naida dijo...

Daniela, de todo se sale, por muy mal que haya ido, si no pudieses no estarías escribiendo esto, aunque sea porque tienes dos niños, pero eso demuestra que tienes la fuerza suficiente como para seguir adelante. Mira x tí, es la única manera de curarse. Gracias por pasar por el blog
Ánimo!