9 de junio de 2009

Niños, hombres y bombas

En un año en el que si el calendario no se me hubiera torcido hace tiempo, hasta yo podría haber sido madre, el mundo se llena de niños. Niños que traen la felicidad más grande al que los espera, otros que se hacen de rogar, unos que están en duda, otros que se quedaron en el limbo de los sueños, o los que vienen al mundo para coser una herida, o para llenar una vida vacía.

No soy de darle muchas vueltas a las cosas malas, ni pierdo mucho tiempo pensando en los hijos que no tendré, pero como hoy estoy un poco agobiada, pero prefiero pensar en los mellizos de Ricky Martin: me pregunto por qué un hombre con ese cuerpo que mueve tan bien, necesita para tener hijos de una fecundación in vitro y un vientre de alquiler, cuando millones de mujeres incluso habrían pagado por intentar quedarse embarazadas de él (de manera natural), las veces que hiciera falta…

Y que conste que apoyo rotundamente los vientres de alquiler.
En fin, no me hagáis demasiado caso, pero es que este mundo es la bomba…

3 comentarios:

Naida dijo...

Joer, que sincronización!! Bueno, es que el mundo está al revés, no? creo que ya nos hemos percatao del tema...Dios da a quien no tiene agua? era algo así? ufff

momo dijo...

No voy a salir con el tópico del Ricky, el armario y la mermelada porque ya está muy usado pero...

Bree dijo...

Espero que te encuentres mejor...