21 de diciembre de 2011

Mugendo

Ayer fui a probar una clase de Mugendo y ahora que ya se lo que es, me sorprende no haber ido antes ya que si lo pienso mucho las señales siempre han estado. Cuando me plantee que superpoder me gustaría tener, me salió al momento, una gran mano capaz de repartir “...” como panes (que fina me he vuelto). Siempre que salgo de trabajar pienso...es que me liaría a “....” y me quedaría super a gusto porque desde luego hay personas que se lo merecen y ya no digo nada cada vez que veo las películas japonesas, esas en donde salen las chicas volando por los aires peleando ...sí, creo que todo eran señales.

Eso sí, me voy a tener que sacrificar un poco si quiero abarcarlo todo y pagarlo todo, claro, que con la que está cayendo no queda más remedio que mirarse el bolsillo. En principio si cambio tabaco x clases ya puedo, quitando el hecho de que mi salud me lo agradecerá y mucho. Cogeré fondo, que lo necesito como agua de mayo, me sentiré más segura y si hay suerte afinaré mi figura...

Estoy aquí escribiendo esto y ya necesito de nuevo golpear el saco...me lleno en seguida de agobio, necesito sacarlo, ayer vacié y necesito volver a hacerlo...pero..hasta Enero nada y también va a depender mucho de otros proyectos que tengo en mente que me harán hacer un parón general. Si algo he aprendido es que cuando lleguen las cosas llegarán y que no hay que preocuparse de nada antes de tiempo, así que de momento yo me lanzo a la piscina, esperando que esté llena de agua y no me de contra el cemento.

Así que cuidadín conmigo si os cruzáis por la calle y me queréis atacar..porque...rápidamente lanzaré una patada japonesa, gritando en chino y rematándolo con un paso de ATS, porque yo lo valgo J

Otra cosa que me llamó la atención...estoy diciendo que me fue bien desahogarme por la tensión del trabajo, que también es cierto, pero la realidad es que cuando golpeaba el saco pensaba en lo que me había quitado la vida, lo injusto que era que Escarlata ya no estuviese aquí y desde luego...estoy muy pero que muy enfadada con la vida, ahora me he dado más cuenta que nunca.

Lo único que me sabe mal es que a Montse le esgarrapé con mis uñas las muñecas, pero se que me perdonará, es muy buena J

2 comentarios:

SERGI dijo...

Todo lo que sea sudar y sacar rabia y fuerza hacia afuera nunca es malo, para desahogarse se puede beber, llorar o luchar. Eso sí te has de controlar sino veo la segunda planta del curro como la escena de Kill Bill en el restaurante
Joder sería complicarlo limpiarlo y explicar que ha pasado jejeje

ysanne dijo...

Hola wapi!
Me lo podías haber dicho el sábado.
Irene y Guillermo estaban en las clases.
Tania, la hija de Nati creo que sigue allí.
Espero que te funcione y lo puedas aprovechar, que no te pase como a Irene y Guillermo.
Bones Festes!
Mucks!