14 de septiembre de 2009

Inventos que se deberían haber inventado - La vida es un sueño -


Así se llamaría la máquina en la que escribirías lo que quieres soñar cada noche. De esta manera, esas seis, siete u ocho horas las aprovecharías mucho más y descansarías porque estarías feliz y la felicidad descansa. Además se podrían hacer sueños reunidos Jeyper, haflas, fiestas de pijamas...

Que bonito sería...

¿porque no se ha inventado ya?

Desde luego si yo tuviera esta máquina en casa hoy soñaría que tengo una fábrica de los deseos e invitaría a aquellas personas que me importasen a que vieran cumplidos todos sus sueños, porque la puñetera realidad no me deja hacerlo.

Que historia programaríais o...que otro invento inventaríais?

5 comentarios:

Kamra dijo...

La historia que me gustaría? Que no existira, la mentira, la falta de honestidad, la falta de sinceridad.

Cada día me sorprendo más o mejor dicho no dejo de sorprenderme y sobre todo con personas a las que creo conocer y después de un tiempo ves o descubres que: "no es oro todo lo que reluce".


Así pues me gustaría soñar con que existiera una máquina que evitase la mentira,o la falta de honradez

Un beso muy fuerte

Escarlata dijo...

Yo programaría fiestas en cualquier lugar del mundo, con muchos amigos, otras noches programaría historias estilo "Elige tu propia aventura", a ver donde me llevan...
Me gustaría que se inventara, como no, la máquina de la teletrasportación y algún aparato para crear perros, pero que se puedan congelar y descongelar si te vas de vacaciones o tienen que estar todo el día en casa, para que no sufran.

Chayo dijo...

Yo...un botón de rebobinado o de pause!!!

Shaabia dijo...

Naida, esa "máquina" ya está inventada. Nosotros decidimos nuestros sueños, consciente o inconscientemente, pero lo hacemos. Inconscientemente revivimos lo que nos ha pasado durante el día, pero conscientemente... podemos soñar lo que queramos, solo tienes que desearlo. Cuanto más bonitos sean, más feliz te sentiras.
Besitossssss

Sònia... no tan fiera... dijo...

Uffff me quedo con la máquina que convierte los sueños buenos en realidad (los surrealistas no, por favor)